Nací desnudo


Nací desnudo.
Y desnudo quise crecer.

Me obligaron a vestirme.
Pues al parecer ir desnudo era indecoroso.

Yo me empeñaba en mantener mi desnudez.
Pues lo que para mí era indecoroso era ir vestido.

Pero poco a poco, me acostumbré a ir cada vez más tiempo vestido.
Dejando para mi intimidad, mis momentos de desnudez.

Sin entender la razón por la que debía vestirme... Acepté hacerlo...

... Ha pasado ya el tiempo y aunque me he acostumbrado a ir vestido.
No he olvidado el placer de ir desnudo.

Pero ahora también he aprendido.

Que no siempre es bueno estar vestido.
Que no es siempre bueno estar desnudo.

Que no todos están listos para verme desnudo.
Que no estoy listo para que todos me vean desnudo.

Que si me desnudo y no te desnudas pierde la gracia.
Que si te desnudas y yo permanezco vestido es menos divertido.

... Ahora puedo elegir desnudarme cuando quiero y con quien quiero.

En más de una ocasión me he desnudado delante tuyo.
Y hoy vuelvo a hacerlo de nuevo un poco.

Pero no te hagas ilusiones, que aún me queda mucho por enseñar.

Pero antes tendré que ver si estas list@.

Pero antes tendré que ver si estoy listo...

Así que, antes de seguir desnudándome, necesito saber si te quieres desnudar conmigo...

Nos desnudamos juntos??

...Desnud@ o vestid@... Sé feliz!

Bruno.

www.psicoaching.es


Sábado, 2 de Febrero de 2016
Publicado por www.psicoaching.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada